Falleció el sacerdote Manuel Veiga Castiñeira, natural de Cerqueda, en Malpica

Tenía 95 años y pasó más de media vida al frente de la iglesia de Santiago, en A Coruña

Manuel Veiga Castiñeira, párroco emérito de la iglesia de Santa María y Santiago, en A Coruña, además de canónigo de la Colegiata de Santa María del Campo, falleció ayer a los 95 años. Buena parte de su vida sacerdotal ha estado ligada al templo de Santiago (declarado monumento nacional desde hace cincuenta años), al que llegó en 1981, procedente de la parroquia de Santa María de Azogue, en Betanzos.

Veiga era de Cerqueda, en Malpica, donde se celebrará el entierro esta tarde (seis menos cuarto), tras el funeral as las cuatro, en este caso en la iglesia coruñesa. En Cerqueda, por cierto, hay un cruceiro desde 1957, denominado de O Pazo, que mandó levantar su padre para conmemorar la ordenación sacerdotal de Manuel.

Manuel Veiga tenía tres hermanos, de los que ahora vive solo una, sor Carmen. Una monja que forma parte de las Hijas de la Caridad, y que lleva muchos años al frente de una fundación hospitalaria en para la atención de los necesitados en la República Dominicana. «En los alrededores de Santo Domingo está al frente de una fundación hospitalaria, promovida por ella misma, en la que son acogidos, atendidos sanitariamente y debidamente alimentados numerosos niños, adolescentes y jóvenes afectados por la miseria, la orfandad y el virus del sida, unas atenciones inmediatas y urgentes son completadas con el seguimiento educativo para la promoción e integración social de los muchachos y su familias», como explicaba en su web la parroquia coruñesa.

Fuente: La Voz de Galicia

pastoralsantiago.es