«La Biblia debería tener un papel central» en la evangelización: esta biblista explica por qué

Estela Aldave Medrano es doctora en Teología Bíblica por la
Universidad de Deusto y actualmente profesora de Biblia tanto en la
Facultad de Teología de Vitoria como en el CRETA de
Zaragoza. Perteneciente a la congregación de las Hermanas Terciarias
Capuchinas explica la importancia de la Escritura en la evangelización
actual, pues estos textos son ahora más actuales que nunca.

Durante estos días ha participado en Zaragoza en unos cursos de “Biblia y Evangelización”
donde muestra también elementos importantes a la hora de comprender
bien la Sagrada Escritura. En una entrevista en la publicación Iglesia en Aragón habla sobre todo esto:

– El tema de moda es ‘nuevas tecnologías y
evangelización’ o ‘redes sociales y evangelización’, ¿qué sentido tiene
hoy hablar de Biblia y evangelización?

– Las nuevas tecnologías y las redes sociales son medios que usamos
para relacionarnos, difundir información y dar a conocer la buena
noticia que es para nosotros el Dios de Jesús. Hoy no podemos renunciar a
ellas, pero tampoco a la Biblia. Más aún, diría que las páginas de la
Biblia, como los grandes clásicos, son elocuentes para todo hombre o
mujer que quiera vivir con profundidad; en ellas encontramos muchas de las preguntas, respuestas, crisis, anhelos, búsquedas… que compartimos los seres humanos.

– Oímos hablar de exégesis y de hermenéutica, ¿cómo puede acercarse el pueblo de Dios a la Escritura?

– Conviene adquirir herramientas que ayuden a entender el mensaje de
los textos. La Biblia fue escrita hace muchos siglos, en lenguas que no
son la nuestra y en un contexto cultural muy distante del actual. La formación bíblica proporciona las “gafas” adecuadas para leer y comprender el sentido de los textos y descubrir su riqueza.
Esto es más necesario en el caso de textos difíciles, que no “nos
casan” con el Dios de Jesús porque parecen justificar la violencia o el
dominio, y que tenemos que interpretar.

– Han pasado décadas del movimiento bíblico y del Vaticano II, de la Dei Verbum, ¿en qué momento estamos?

– En un momento muy rico y plural. Actualmente se acepta que la
Biblia tuvo un largo y complejo proceso de composición en el que
intervinieron hombres y mujeres de su propio tiempo
, y esto se lo
debemos a la adopción de los métodos históricos tan en boga durante el
siglo pasado. Hoy en día, sin embargo, se usan metodologías diversas,
que usan datos de otras disciplinas (narratología, ciencias sociales) y
ayudan a comprender el sentido de los textos y su capacidad para
transformar a quienes los leemos.

– Eres biblista, eres creyente, eres religiosa, ¿cómo se lleva lo uno con lo otro?

– Son tres aspectos inseparables de mi vida. Mi interés por la Biblia se avivó durante los años de formación dentro de mi Congregación,
hasta el punto de irse convirtiendo en pasión. Durante todos mis años
de estudio he recibido mucho apoyo de mis hermanas, de lo cual estoy
enormemente agradecida. Vamos entendiendo que la labor teológica es una
forma de contribuir positivamente a la vida y misión de la Iglesia.

-Evangelización supone hablar de primer anuncio,
catecumenado, catequesis, ¿cómo ha de estar presente la Biblia en el
comienzo y acompañamiento de procesos de fe?

Debería tener un papel central, aunque, eso sí, haciendo una
selección de textos y proporcionando herramientas para comprenderlos
adecuadamente.
Muchos de los relatos de los evangelios nacieron en
contexto catequético y son muy apropiados para acompañar procesos de fe.
Invitan a que nos identifiquemos con un personaje (por ejemplo, el
ciego de Jn 9), con sus preguntas, con sus decisiones…

-Los estudios bíblicos en Aragón, ¿qué oferta encontramos?

– En todas las titulaciones de nuestros dos centros de estudios
(CRETA e ISCR El Pilar) las materias bíblicas ocupan un lugar central.
Los programas cubren todos los libros de la Biblia y temas como historia
y cultura de Israel, geografía y arqueología, judaísmo y cristianismo
naciente y métodos de interpretación. En el máster “Biblia y
evangelización” se ofrece la posibilidad de profundizar más en estos
aspectos de interés religioso y cultural. Es una oferta muy valiosa para las mentes inquietas y para quienes buscan dar más sentido a su propia vida y fe. 

– ¿Qué aportan estas Jornadas de Teología a la Iglesia y sociedad aragonesa?

La Biblia ha sido decisiva en la configuración de nuestra cultura
europea, de modo que para saber quiénes somos y por qué somos lo que
somos hemos de volver la mirada hacia sus textos. Por otra parte, creo
que nos lanzarán preguntas y retos como miembros de la Iglesia: aspectos a repensar en la acción catequética y evangelizadora, en la labor teológica, en nuestros compromisos sociales…

-Antes lo había dejado… eres mujer, ¿influye en tu lectura, no sólo académica, sino creyente de la Biblia?

– Indudablemente sí. Nuestra lectura de la Biblia siempre está condicionada por quiénes somos, a qué cultura pertenecemos, dónde y cómo vivimos…
Dedico parte de mi trabajo a recuperar voces y vidas de mujeres del
tiempo del Nuevo Testamento. Los textos permiten descubrir protagonismos
históricos mayores de lo que aparece a simple vista. Creo, además, que
la teología hecha por mujeres ha ayudado a descubrir otros rostros de
Dios, y esto está enriqueciendo nuestra experiencia religiosa.

ReligiónenLibertad