Una veintena de fieles acuden a la primera misa en San Fernando

  • El párroco, José María Pintos, se muestra satisfecho de la respuesta de los feligreses


El covid ha marcado un punto de inflexión y hasta el culto ha tenido
que adaptarse. Así quedó demostrado en las parroquias que retomaron las
eucaristías, como la de San Fernando, donde ayer se celebró una misa
matinal y otras dos vespertinas (una más de lo habitual, para favorecer
la asistencia con las salidas aún limitadas por franjas horarias).


Una veintena de fieles acudió a la cita de las 9.00 horas, la
primera. «Respondieron muy bien, aunque vinieron menos que lo ordinario.
Un equipo de voluntarios se encargó de hacer una acogida para recordar
la normativa y explicar a la gente dónde se tienen que colocar. Fue todo
muy bien y respetaron sus sitios, las distancias e incluso las filas de
la comunión, que dieron dos sacerdotes desinfectándose las manos justo
antes», destaca el párroco, José María Pintos.


Aunque la Catedral no retomará aún la misa del peregrino, ha
programado eucaristías en Salomé a las 9.00 de lunes a sábado y al las
12.00 los domingos.



Fuente: La Voz de Galicia

pastoralsantiago.es