Carta pastoral de mons. Julián Barrio con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

  • En una Carta Pastoral con motivo de la jornada que se celebrará el próximo 7 de octubre, monseñor Barrio destaca que trabajo decente es el que ofrece posibilidades para que los hombres y mujeres puedan desempeñar un trabajo productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana.
  • El lema “Sin compromiso no hay trabajo decente” es una llamada de atención a impulsar y participar en las acciones diocesanas

“Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente que se celebra el 7 de octubre se nos recuerda que el trabajo humano es una cuestión primordial en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas. De ahí que se reivindique el trabajo como derecho y actividad para el cuidado de las personas, del bien común y del planeta”. Así comienza la Carta Pastoral que el arzobispo, monseñor Julián Barrio, dirige a las distintas entidades promotoras de esta iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, que invitan a participar en los diferentes actos, de forma individual o colectiva, para mantener viva la conciencia de la necesidad de un trabajo decente.

En el Manifiesto de la Jornada se hace hincapié en que hay millones de personas trabajadoras que siguen sin poder acceder a un trabajo decente. En este sentido, el arzobispo destaca que “las iniciativas que se llevan a cabo colocan en el eje de la denuncia el trabajo precario, haciendo referencia a las formas de trabajo no permanente, temporal, ocasional, inseguro y contingente. Con esta jornada y otras iniciativas que se materializan durante el año, está surgiendo en el mundo un movimiento por el trabajo decente”.

“Trabajo decente es el que ofrece posibilidades para que los hombres y mujeres puedan desempeñar un trabajo productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana, en el que los derechos son protegidos, contando con remuneración adecuada y protección social”, afirma mons. Barrio.

El prelado compostelano recuerda el compromiso de la Conferencia Episcopal Española, a través de su Pastoral del Trabajo, para hacer crecer este camino sinodal por el trabajo decente.

En Santiago de Compostela los actos centrales de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente se adelantan al día 6 de octubre y se van a celebrar en el atrio de la iglesia de las Ánimas a partir de las 18 horas donde se procederá a la lectura del Manifiesto y posteriormente se celebrará una Eucaristía.

Archicompostela