La Secretaría vaticana para la comunicación pasa a ser ahora Dicasterio para la Comunicación

La Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede pasa a ser ahora el nuevo “Dicasterio para la Comunicación”.
Un “dicasterio” es una oficina de la organización vaticana, parecido a
un ministerio o una secretaría de Estado en el gobierno de un país.


Un Rescriptum ex Audientia difundido este sábado 23 de junio
por la Sala de Prensa del Vaticano es el documento que oficializa uno
de los pasos de reestructuración de los medios de comunicación
vaticanos, según una decisión que se tomó el pasado 27 de febrero en la
Audiencia que el Santo Padre concedió al Sustituto para los Asuntos
Generales de la Secretaría de Estado del Vaticano, monseñor Angelo
Becciu.


El cambio de denominación entrará en vigor en el momento en que el Rescriptum se publique en L’Osservatore Romano.


La Secretaría para la Comunicación del Vaticano se creó el 27 de
junio de 2015 como una de las piedras angulares de la reforma de la
Curia. En el Motu Proprio por el que se instituyó se establece que “el
actual contexto comunicativo, caracterizado por la presencia y el
desarrollo de los medios digitales, y por factores de convergencia y de interactividad, requiere repensar el sistema informativo de la Santa Sede”


Por ello, el objetivo de la Secretaría es una reorganización que
“poniendo en valor todo lo que en la historia se ha desarrollado en el
arreglo de la comunicación de la Sede Apostólica, proceda decididamente
hacia una integración y gestión unitaria”.


De esta manera, la principal medida de la Secretaría para la
Comunicación fue reunir todos los medios de comunicación del Vaticano
bajo su gestión
.

ReligiónenLibertad