El arzobispo de Santiago preside la primera reunión del Consejo Pastoral Diocesano del curso 2022/23

  • Mons. Barrio afirmó que “en la geografía diocesana estamos dispersos, pero cristianamente estamos llamados a ser uno”.
  • El obispo auxiliar presentó las directrices del Plan pastoral Diocesano.

El sábado, 10 de septiembre, mons. Julián Barrio presidió el Pleno del Consejo Pastoral Diocesano en la Casa de Ejercicios de Santiago de Compostela, un órgano permanente asesor del arzobispo acerca de las actividades pastorales que se lleven a cabo en la Diócesis.

Después de la oración inicial, el arzobispo de Santiago de Compostela, presidente del Consejo Pastoral Diocesano, se dirigió a todos los asistentes reflexionando sobre tres iconos sacados del Evangelio, como indicadores del camino a seguir para la realización del Plan Trienal Pastoral. En este sentido, el arzobispo afirmó que “hemos de caminar juntos, todos implicados conforme a los dones que hemos recibido”.

El arzobispo también destacó que “en la geografía diocesana estamos dispersos, pero cristianamente estamos llamados a ser uno”. Y añadió que “no se trata de ser todos iguales, sino de caminar compartiendo un camino y abrazando nuestra diversidad, ya que cada cristiano tiene un papel vital que desempeñar en la Iglesia”.

Mons. Barrio invitó a ser muy creativos, y a tratar de leer los signos de los tiempos para discernir el camino, asumir orientaciones y tomar decisiones concernientes a la misión evangelizadora, pero sin renunciar a lo esencial: “Como María, hemos de escuchar, discernir y actuar. Camino, discernimiento y decisión son realidades propias de un nuevo estilo de vida pastoral”.

El prelado compostelano también hizo referencia a “no conformarse con pintar la fachada”. Afirmó: “esta es una tentación que todos podemos tener para aparentar aquello que realmente no somos y ocultar tal vez lo que está detrás de esa fachada”. Y añadió que “el modo de vivir y actuar no es otro que el de servir. La misión es anunciar a Cristo y su Evangelio”.

Finalmente, el arzobispo invitó a cuidar la piedad popular, como encarnación de la fe en una cultura y como elemento evangelizador, así como activar la escucha, el acompañamiento, la caridad y el cuidado de la familia.

Posteriormente, el obispo auxiliar mons. Francisco Prieto presentó a los miembros del Consejo las directrices del Programa Pastoral Diocesano Trienal 2022/25 con el lema “Poneos en camino”, un camino en tres etapas el primer año centrado en la comunión, el segundo en la celebración y el tercer año en el testimonio.

En su intervención, mons. Prieto analizó la situación diocesana de partida con nuevas experiencias y acciones pastorales en un claro contexto tras la pandemia. También destacó también las claves teológicas eclesiales y pastorales centrándose, sobre todo, en el camino sinodal: “Jesús nos llama y nos envía. Somos Pueblo de Dios en camino sinodal, una Iglesia en camino de conversión pastoral y misionera”.

Desglosando el primer año 2022/23 del trienio, “Con un mismo amor y un mismo sentir”, el obispo auxiliar destacó el aspecto comunitario de la fe: “constituir y convertir nuestra Iglesia diocesana de Santiago de Compostela en una comunidad de discípulos misioneros”. Como objetivos específicos indicó fundamentalmente dos: “cómo replantearnos la distribución territorial y estructural de toda la pastoral diocesana, y cómo caminar en el desarrollo de la ministerialidad laical”.

El obispo auxiliar terminó su intervención afirmando que la Iglesia diocesana ha de ser una escuela de comunión para aprender a caminar juntos, acogiendo y valorando la diversidad como un don de Dios y así anunciar, celebrar y vivir la fe corresponsablemente.

Acto seguido, se pusieron en común tres experiencias de diferentes realidades diocesanas dentro del marco “Corresponsabilidad y Ministerialidad”. En primer lugar, un párroco de seis parroquias y capellán del Centro Penitenciario de Teixeiro, Juan Redondo; en un segundo momento, una laica y profesora de Religión, Olga López; y en tercer lugar, una religiosa, de las Siervas de San José, Jesusa Pereira.

En la última parte de la mañana hubo tiempo para el trabajo en grupos. Y ya por la tarde, se puso en común todo lo reflexionado a lo largo de la jornada.

Concluyó este encuentro con la intervención final mons. Julián Barrio, en la que agradeció a todos los miembros del Consejo Pastoral Diocesano su asistencia y participación, y los exhortó a comprometerse en la vida diocesana.

El Consejo Pastoral es un instrumento al servicio de la comunión eclesial facilitando la coordinación de los diversos sectores y de las acciones que están al servicio de la tarea evangelizadora. Este Consejo tiene como finalidad general estudiar, analizar, valorar, discernir, sugerir propuestas y evaluar aquello que se refiere a las actividades pastorales de la Diócesis, así como propiciar el encuentro, el diálogo y la conjunción entre la diversas instituciones y organismos implicados en la acción pastoral. El próximo encuentro del Consejo Pastoral Diocesano tendrá lugar el próximo 28 de enero de 2023.

Archicompostela